RESIDUOS SANITARIOS

¿Quiere contratar nuestros servicios?

Contacte con nosotros, atenderemos todas sus dudas.

Solicitar +

¿Dudas? ¡Pregúntanos!

    TECNODOSIS S.L. le informa que los datos de carácter personal que proporcione rellenando el presente formulario serán tratados por TECNODOSIS S.L. como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es para enviarle un presupuesto o la información solicitada. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Le informamos que los destinatarios de los datos que nos facilite estarán ubicados en los servidores de TECNODOSIS S.L., no se cederán a terceros, salvo en su caso, otras empresas de grupo con fines administrativos internos. El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender su solicitud. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en contacto@utpr.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puede consultarla información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

    Gestión de residuos sanitarios

    • Asesoramiento medio ambiental: Orientación sobre la normativa aplicable en su centro según la actividad productiva de residuos y la comunidad autónoma donde se ubica, así como resolución de dudas técnicas en relación a la categorización, segregación y gestión intracentro de los residuos de manera sostenible.
    • Tramitación documental: Asistencia en el proceso de inscripción en el registro de productores de residuos peligrosos y no peligrosos; formalización del Contrato de Tratamiento (CT); generación de Notificación Previa (NP) de traslado y asistencia en su firma; registro de los Documentos de Control y Seguimiento; proporcionamiento de Archivo Cronológico; y asistencia en la Declaración anual de los residuos generados.
    • Suministro de recipientes homologados: Venta y alquiler de contenedores y bolsas acreditados con distintas capacidades:
      • Contenedores para almacenar residuos sanitarios:
        • Objetos cortantes y punzantes (biosanitario): agujas, bisturíes, etc.
        • Amalgamas dentales
        • Medicamentos caducados (citotóxicos y citostáticos)
        • Soluciones de revelado y fijado
      • Bolsas para almacenar residuos procedentes de la actividad asistencial a pacientes:
        • EPIs y material de cura (bolsa con galga 220)
      • Contenedores para almacenar residuos urbanos y asimilables
    • Recogida y transporte: Tras pactar la periodicidad del servicio de recogida, los residuos generados en el centro productor son retirados por un transportista con permiso ADR y transportados en un vehículo autorizado para el traslado de residuos peligrosos por carretera.
    • Tratamiento: Eliminación y valorización de los siguientes códigos de residuo según el Listado Europeo de Residuos (LER):
      • Residuos de servicios médicos o veterinarios o de investigación asociada:
        • 18 01 03* – Objetos cortantes y punzantes cuya recogida y eliminación es objeto de requisitos especiales para prevenir infecciones
        • 18 01 08* – Medicamentos citotóxicos y citostáticos
        • 18 01 10* – Residuos de amalgamas procedentes de cuidados dentales
      • Residuos de instalaciones de radiodiagnóstico por fotografía:
        • 09 01 01* – Soluciones de revelado y soluciones activadoras al agua
        • 09 01 04* – Soluciones de fijado
      • Residuos municipales:
        • 20 03 01 – Mezclas de residuos municipales

    Acreditaciones:

    • Número de Identificación Medioambiental (NIMA): 0800767549 | Código de transportista: T-6598 | Código de agente: A-10175
    • AENOR | Sistema de calidad implantado de acuerdo con la norma ISO 9001:2015

    Los centros productores de residuos sanitarios peligrosos deben cumplir con sus obligaciones según lo establecido en el Boletín Oficial del Estado (BOE), siendo susceptibles a sanciones económicas y de clausura.

    Normativa aplicable:

    • Real Decreto 952/1997, de 20 de junio, por el que se modifica el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, de 14 de mayo, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos, aprobado mediante Real Decreto 833/1988, de 20 de julio
    • Decreto 93/1999, de 6 de abril, sobre procedimientos de gestión de residuos sanitarios
    • Decreto 27/1999, de 9 de febrero, de la gestión de residuos sanitarios
    • Decreto legislativo 1/2009, de 21 de julio, por el cual se aprueba el Texto refundido de la Ley reguladora de los residuos
    • Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados
    • Real Decreto 180/2015, de 13 de marzo, por el que se regula el traslado de residuos en el territorio del estado

    ¿Qué es la gestión de residuos sanitarios?

    La gestión de residuos hospitalarios o sanitarios son cualquier tipo de residuo que contenga materiales potencialmente dañinos. En particular, pueden incluirse los desperdicios sólidos generados durante la producción de restos médicos, así como los restos biológicos procedentes de los centros de tratamiento y atención médica. Aunque los centros sanitarios están obligados a separar y eliminar los restos durante la gestión de residuos sanitarios, de forma adecuada, a menudo ocurre que los restos médicos se vierten sin un control apropiado. Esta actividad puede dar lugar a la contaminación de las aguas subterráneas cercanas, a la pérdida o eliminación de elementos útiles, como medicamentos o dispositivos utilizados en equipos sanitarios electrónicos, y a la contaminación del suelo donde se vierte la basura. También hay varias cuestiones legales relacionadas con la eliminación de desperdicios médicos.

    La ley exige que los hospitales obtengan un permiso para la gestión de residuos sanitarios antes de liberar cualquier residuo médico peligroso al público. El permiso suele exigirse a todas las instalaciones que generan más de 10 toneladas de basura al año. Las instalaciones están obligadas a eliminarlos de forma segura siguiendo procedimientos específicos, como la eliminación de despojos en caliente o la recogida de basura pesada. Las instalaciones también son responsables por negligencia si no evitan la liberación de un residuo peligroso o hacen un intento inadecuado de contener los desechos.

    Una de las principales preocupaciones en relación con la gestión de residuos sanitarios es la vulnerabilidad de los productos biológicos, como la sangre y los desechos humanos, a la contaminación después de su eliminación. Por ejemplo, se ha descubierto que muchas bolsas de ropa blanca de los hospitales contienen altos niveles de plomo que pueden ser muy perjudiciales para el medio ambiente y la salud humana. Además, las agujas y jeringuillas que se utilizan en la fabricación de medicamentos suelen estar contaminadas con bacterias, que pueden causar graves infecciones en las personas que utilizan estos productos. Otro problema es la liberación de patógenos causantes de enfermedades infecciosas en el medio ambiente después de que un paciente abandone el hospital. Esto puede ser especialmente peligroso para los pacientes que reciben tratamiento en una clínica de ETS.

    Hay varias empresas especializadas en la recogida, transporte y eliminación de la gestión de residuos sanitarios. Éstas forman una cadena de empresas que ofrecen una amplia gama de servicios para satisfacer las necesidades de eliminación de hospitales, médicos y clínicas individuales, residencias de ancianos, particulares y empresas que requieren la ayuda de dichas empresas para gestionar sus flujos de residuos médicos. Las empresas de gestión de desechos sanitarios son un componente importante del sector sanitario. Forman una red de profesionales que colaboran para aplicar programas de gestión de la mejor calidad y garantizar la eliminación puntual de todo tipo de desechos médicos.

    Este sistema de contratistas e instituciones colaboradoras está formado por profesionales cualificados y formados que se encargan de todo el proceso. Identifican todos los peligros asociados a los desperdicios humanos y luego toman todas las medidas posibles para minimizar su aparición. Algunos desechos suponen graves amenazas para la salud y la seguridad públicas, mientras que otros son perjudiciales para el medio ambiente. Los peligros medioambientales asociados a los distintos tipos de residuos varían y deben ser identificados y eliminados lo antes posible. Pueden causar una contaminación ambiental global, dañar la salud humana y el medio ambiente, e incluso provocar la muerte. Los peligros asociados a los desperdicios sanitarios no pueden evitarse, pero sí pueden controlarse y gestionarse eficazmente utilizando los distintos métodos de eliminación de residuos disponibles en la actualidad.

    Gestión de residuos sanitarios: su clasificación

    Los materiales de desecho sanitario se eliminan en contenedores especiales llamados “basureros”. En los grandes alcantarillados públicos y plantas de tratamiento de aguas residuales, todo el proceso está automatizado para garantizar que todos los desperdicios se retiran rápidamente y se eliminan de forma adecuada. La mayoría de estas instalaciones cuentan con contenedores escalonados que pueden contener una o más toneladas de residuos, dependiendo del tamaño de la instalación. Un contenedor de basura típico puede contener aproximadamente cinco galones de aguas residuales y tiene una capacidad de unos dieciséis a veinticuatro galones.

    Los contenedores sanitarios se fabrican en diferentes tamaños y formas, dependiendo de su uso previsto. Pueden contener una yarda cúbica, un galón, un metro cúbico o una tonelada. Sus medidas varían porque también se personalizan en función del contenido de residuos que deben gestionar. Los residenciales suelen ser inferiores a una yarda cúbica, mientras que los industriales y comerciales pueden superar el metro cúbico. La gestión de residuos sanitarios también pueden clasificarse según su tipo, por ejemplo, los sólidos, los peligrosos y los alimentarios. Casi todos los restos industriales y comerciales se eliminan en forma seca, aunque hay algunas industrias que todavía prefieren convertir sus restos en forma líquida utilizando camiones especializados en desechos sanitarios y sólidos.

    Los camiones sanitarios también cuentan con una variedad de características de desperdicios médicos para adaptarse a las necesidades de sus usuarios. Algunas características incluyen un sistema de aire integrado, desconexiones de doble cerradura, una bomba de alta presión, una bolsa de recogida de basura automática, un colector de productos electrónicos y sistemas de doble cierre. Si se necesitan más características, se pueden adquirir camiones adicionales con características adicionales como compactadores y sistemas de vacío. Los sistemas de saneamiento también difieren según la ubicación. Por ejemplo, en una zona donde la densidad de población es relativamente baja, los residuos sólidos suelen depositarse en los hogares y las aguas residuales se envían para su tratamiento a través de una depuradora municipal. Los desperdicios industriales suelen enviarse para su tratamiento en una instalación separada.

    Gestión de residuos sanitarios: razones por las cuales es tan importante realizarla

    Los residuos sanitarios deben gestionarse, eliminarse y reciclarse en condiciones de seguridad e higiene. Se trata de un requisito clave de salud y seguridad, así como de una responsabilidad para los centros sanitarios que proporcionan saneamiento. El concepto de gestión de residuos ha evolucionado mucho en el último siglo. Antes del siglo XX, la eliminación de los desechos significaba cavar en la tierra y verterlos en un agujero y taparlos. Este acto era obviamente problemático porque no sólo se dejaban los restos sólidos al descubierto, sino que además no había forma de saber cuántos restos había y si se estaban deteriorando o eran seguros para ser eliminados. En la actualidad, la gestión de basura se ha alejado de este sistema anticuado de eliminación de restos y se ha convertido en un enfoque integral de la gestión de despojos médicos que tiene en cuenta una serie de factores como el tipo de desechos que se produce y su impacto en el medio ambiente. El proceso de gestión de restos se ha vuelto mucho más complejo y ahora hay varias opciones disponibles a la hora de tratar los despojos. UTPR le ofrece una opción segura y con garantías de gestión y recogida de desechos médicos.

    Los beneficios de tener una buena gestión de residuos sanitarios

    La implantación de un programa de gestión de residuos sanitarios en el conjunto de sus instalaciones sanitarias conlleva numerosos beneficios. Uno de estos grandes beneficios es la reducción o eliminación de las estancias en el hospital como resultado de un uso ineficiente o perjudicial de la atención al paciente. Este despilfarro puede deberse a una serie de factores, como un diagnóstico erróneo, el uso inadecuado de equipos o suministros, así como errores en la facturación. La documentación inadecuada de tratamientos y diagnósticos puede tener consecuencias devastadoras en cuanto a los costes potenciales del tratamiento y los efectos a largo plazo. La aplicación de un plan de reducción de residuos médicos puede ayudar a reducir la cantidad de atención prestada, así como los costes asociados a ella.

    Otro de los muchos beneficios de los residuos sanitarios es la reducción de los costes sanitarios. Si se toman las medidas adecuadas para documentar correctamente todas los desperdicios, es posible reducir significativamente la cantidad de tiempo que se requiere para identificar un problema y desarrollar soluciones, lo que en última instancia conduce a la reducción de los costos de atención médica. Mediante la aplicación de una política que recoja y documente la información sobre los tipos de dispositivos utilizados en todos los centros sanitarios, así como los que no se utilizan habitualmente, se puede reducir considerablemente la posibilidad de que se vendan o desechen por completo los dispositivos y suministros médicos utilizados de forma inadecuada o ineficiente. Los desperdicios médicos también suponen una cuestión de seguridad pública, ya que proporcionan a los médicos y a otros trabajadores médicos la información que necesitan para tomar las decisiones adecuadas en materia de atención sanitaria.

    El último de los numerosos beneficios de los residuos sanitarios es la prevención de la contaminación de las instalaciones sanitarias y la contaminación del espacio público a través de las enfermedades. Muchos tipos de enfermedades se propagan por el contacto con fluidos corporales y otros elementos infectados. Al eliminar los desechos médicos innecesarios, es posible reducir los riesgos de propagación de enfermedades a través de la contaminación por fluidos corporales no contagiosos. Además de reducir el riesgo de enfermedades causadas por los residuos médicos, existen numerosos beneficios adicionales de los desperdicios médicos que se derivan de la aplicación de un plan integral para gestionar adecuadamente estos desperdicios no deseados.

    Gestión de residuos sanitarios: la recogida de restos sanitarios

    Las empresas de recogida de residuos sanitarios como UTPR se encargan de recoger todas las formas de restos que se generan en las instalaciones sanitarias. Entre ellos se encuentran todo tipo de líquido de desecho utilizado para la limpieza, la eliminación de equipos quirúrgicos, los despojos médicos, y otros productos de desecho de este tipo. Esta recogida suele realizarse en una zona que permita una fácil recogida y un cómodo transporte. La recogida de los residuos sanitarios está regulada por la normativa aplicable en todo momento.